El Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) constituye el marco normativo básico que regula las exigencias de eficiencia energética y de seguridad que deben cumplir las instalaciones térmicas en los edificios para atender la demanda de bienestar e higiene de las personas.

La modificación del Reglamento se está desarrollando en dos fases. La Fase I se publicó en el BOE el pasado 24 de marzo, mediante el R.D. 178/2021, por el que se modifica el R.D.1027/2007, que aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios y cuya entrada en vigor está prevista para el próximo 1 de julio.

En esta primera actualización, se ha contemplado, por un lado, incorporar requisitos derivados de la publicación de diferentes textos legislativos europeos, entre los que se encuentran:

  • Directiva 2018/844, por la que se modifica la Directiva 2010/31 de Eficiencia Energética de Edificios y la 2012/27 de Eficiencia Energética.
  • Directiva 2018/2002, por la que se modifica la Directiva 2012/27, citada anteriormente,
  • Directiva 2018/2001 relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables.

 

Y por otro, adaptar el nuevo texto del RITE a diversos reglamentos de diseño ecológico que han sido aprobados durante los últimos años, y que desarrollan medidas de ejecución derivadas de la Directiva marco de Ecodiseño (2009/125), así como a diferentes Reglamentos Delegados relativos al Etiquetado Energético.

Esta Fase I introduce también varios requisitos relativos a las instalaciones térmicas que contribuirán a la reducción de un 39,5% del consumo de energía primaria, prevista en el PNIEC 2021-2030 de España (Plan Nacional Integrado de Energía y Clima). Requisitos que van de la mano con la Tecnología Bomba de Calor, ya que la misma tiene un especial protagonismo en la rehabilitación energética de los edificios.

En relación a esta modificación, es importante destacar que, en todos los artículos del RITE en los que se hace referencia a las exigencias que deben cumplir las instalaciones térmicas, se han añadido, a las ya existentes de bienestar, higiene, eficiencia energética y seguridad, las relativas a energías renovables y residuales. Es decir, al igual que pasó en la modificación del Código Técnico de la Edificación (CTE), se contemplan todas las energías procedentes de fuentes renovables, no solo la solar, y en esta línea, se ha añadido una Instrucción Técnica nueva, la IT 1.2.4.1.2.4 Preparación de agua caliente para usos sanitarios, que, entre otros aspectos, remite para el dimensionamiento de las instalaciones de agua caliente sanitaria al Documento Básico HE Ahorro de Energía del Código Técnico de la Edificación.

Las modificaciones recogidas en este nuevo Real Decreto corresponden a la Fase I de actualización del RITE. Respecto a la Fase II, se está ya trabajando en ella y su objetivo es incorporar modificaciones de carácter más técnico, para adaptar el mencionado Reglamento al progreso de la técnica y al resto de normativa comunitaria.

En el siguiente link puede encontrar un resumen de los aspectos más relevantes de esta Fase I de la modificación del RITE para el sector de la climatización:  RESUMEN