El Ente Regional de la Energía (EREN) de la Junta de Castilla y León ha diseñado una nueva Estrategia de Eficiencia Energética que consta de 79 medidas dirigidas a reducir en más del 30% el consumo de energía y las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en Castilla y León hasta el año 2020. La inversión estimada durante la ejecución del plan asciende a más de 940 millones de euros, de los que casi la tercera parte se financiarán con recursos públicos.

El documento que contiene la Estrategia está expuesto en el portal de Gobierno Abierto desde el 5 de marzo, coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Eficiencia Energética. En él se menciona que mediante la instalación de Bombas de Calor, se consiguen ahorros tres veces mayores de energía que mediantes un sistema de calderas por radiadores y además pueden ser utilizadas también como sistemas de refrigeración.

Descárgate el documento: https://goo.gl/obZXkQ