El uso de energía procedente de fuentes renovables es una de las estrategias más importantes orientada a la resolución del problema de dependencia energética que preocupa a la mayoría de los países y es, posiblemente, la única forma de afrontar el daño al medio ambiente que supone la utilización de los combustibles fósiles.

En la Directiva 2009/28, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de Abril de 2009, relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables, se contempla la aerotermia como una de esas energías.

En este contexto, la bomba de calor se presenta como una solución que utiliza una tecnología madura y eficiente, que utiliza energía procedente de fuentes renovables.

Hasta tal punto es notable la proyección de la bomba de calor, que se encuentra entre las tecnologías citadas en el escenario Blue Map de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), cuyo objetivo es reducir en el año 2050 las emisiones de CO2 a niveles equivalentes a la mitad de las emisiones del año 2005.

La bomba de calor aerotérmica captura la energía procedente del aire ambiente:

-Reduce el consumo de energía primaria no renovable asociada al funcionamiento del compresor.

-Mejora la eficiencia energética del sistema.

-Reduce las emisiones indirectas de CO2, como consecuencia directa de su eficiencia de funcionamiento.

Artículo completo: http://bombadecalor.org/noticias/wp-content/uploads/2016/05/LA-AEROTERMIA-Y-LA-BOMBA-DE-CALOR1.pdf