Introducción

Una climatización adecuada es uno de los factores que influirán en la asistencia y permanencia del público en los centros comerciales, y consecuentemente será uno de los factores de éxito del mismo.

Desde el punto de vista económico, una de las partidas presupuestarias más importantes de los centros comerciales es la de climatización, tanto en lo que se refiere al coste de la instalación como en lo relativo a los costes de explotación.Bomba de Calor para centros comerciales

Dentro del sector comercial, estas son aplicaciones en las que una selección adecuada de los equipos de climatización, una correcta disposición de los mismos y un mantenimiento correcto, tienen una importancia transcendental para el devenir y la rentabilidad del centro comercial.

Equipos de climatización

Son diferentes los sistemas de climatización que se pueden adoptar en los centros comerciales, dependiendo del tamaño del edificio, de su estética,  ubicación, e incluso de las preferencias del prescriptor o de la propiedad.

Si bien hay mucha diversidad, se puede afirmar que los centros comerciales tienen algunas características habituales:

  • Gran variabilidad de cargas derivadas de la ocupación, tanto calendario (los fines de semana es cuando se producen puntas de carga) como por horario (las últimas horas del día es cuando suele haber mayor afluencia de público.
  • Necesidad de climatizar tanto zonas comunes como las de las diferentes tiendas.
  • Coexistencia de personas que trabajan en el centro y consecuentemente permanencia durante largo tiempo, con público que acude de manera eventual.
  • Necesidades de grandes volúmenes de aire de renovación en momentos de gran afluencia de público.
  • Espacios amplios y techos altos, lo que requiere un estudio cuidadoso de la difusión de aire.
  • Necesidad de realizar un reparto de costes equitativo,  acorde a la utilización de cada tienda, teniendo en cuenta que la entrada a los centros comerciales es gratuita.
  • Cubiertas con amplios espacios para la disposición de los equipos de climatización.

Instalaciones en centro comercial, blog bomba de calor

Estos condicionantes van a influir en los sistemas a adoptar, siendo bastante habituales soluciones como  las indicadas a continuación.

  • Sistemas basados en unidades Roof-Top

Normalmente en versión bomba de calor, ubicadas en la cubierta. Aptas para la climatizacion de grandes espacios, gracias a su capacidad de manipular grandes volúmenes de aire  y combatir elevadas cargas, además de incorporar elementos adicionales de tratamiento de aire (filtración, modulación del volumen de aire a aportar, etc…) y de ahorro energético (free-cooling, recuperación del calor del aire de extracción, capacidad de producción de ACS por recuperación, etc…)

En estos casos la climatización de las tiendas, independiente del resto, suele estar a cargo de pequeños equipos autónomos.

  • Sistemas de bucle energético

Una central productora de agua fría y caliente como puede ser una bomba de calor aire-agua, o una torre de refrigeración combinada con una caldera, se encargan de mantener el agua dentro de un anillo hidráulico entre unos ciertos valores de temperatura. Los diferentes locales y tiendas disponen de unidades agua-aire o agua-agua capaces de intercambiar calor gracias a este anillo.

Este sistema es altamente eficiente, especialmente en épocas intermedias en las que, en el edificio, hay demanda simultánea frío y calor, puesto que se compensan cargas de signo opuesto.

  • Sistemas hidrónicos 

Una bomba de calor aire-agua da servicio a los diferentes locales en los que hay ubicados fan-coil o climatizadores. El aire primario de renovación normalmente está a cargo de una unidad de tratamiento de aire alimentado por el equipo productor.

  • Sistemas VRF

Estos sistemas dotan el centro de una gran flexibilidad, existiendo diferentes subsitemas para atender las zonas y las tiendas en las que está dividido el centro comercial.

Reposición  de los equipos

Existen numerosos centros comerciales que se construyeron  la década de los 90, poseyendo un amplio arque de equipos de climatización que se instalaron en aquella época, y que, por lo tanto, están llegando al final de su ciclo de vida y es necesario reponer.

Los centros que han tenido un adecuado mantenimiento, además de haber contado con toda seguridad con unos costes de operación más reducidos, tendrán mucho más fácil el aprovechamiento de los componentes existentes, así como la sustitución de equipos.

Tanto los requisitos de eficiencia actuales, como las condiciones medioambientales, difieren mucho de los existentes en otras épocas, por lo que a la hora de tomar la decisión sobre la adaptación o sustitución de los  equipos hay que tener en cuenta que:

  • Es posible que el refrigerante que contiene el equipo sea HCFC (típicamente R-22), por lo habrá que sustituir el equipo por uno nuevo.
  • Los equipos actuales, con toda seguridad, consumirán menos energía y tendrán un rango de funcionamiento más amplio, además que podrán aportar nuevas funcionalidades, como la obtención gratuita de ACS.
  • Se deberá aprovechar la capacidad de comunicación y de control de los equipos actuales para mejorar la regulación de la climatización.

Zonificación y Control

Este último aspecto es especialmente relevante, puesto que si hubiera que destacar alguna queja más o menos extendida entre los asistentes a los centros comerciales, habría que poner en primer lugar que “hace demasiado frío en verano” en muchos de ellos, sobre todo cuando están vacíos, y, en segundo lugar,  que en alguno de los puntos o zonas del centro se está sensiblemente “peor” que en otros.

Control centralizado, Bomba de CalorEsto tiene mucho que ver con la difusión del aire y, sobre todo, con sistemas de control inadecuados no capaces de actuar sobre todos los elementos de la instalación, que además de no ser capaces de adecuar la temperatura al perfil de cargas, generan un gasto energético elevadísimo.

Por ello, en aquellos centros en los que la experiencia da una información muy valiosa sobre el sistema existente, una parte muy importante de la actuación tendrá que ir encaminada a la instalación de un sistema de control adecuado, que llevará aparejado un aumento global de la eficiencia del conjunto de las instalaciones